Saviano, el autor de Gomorra, habla de Corrado Alvaro

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Al 32esimo Salone Internazionale del libro di Torino, lectio magistralis di Roberto Saviano

Con motivo del 90 aniversario de la editorial Bompiani, el sábado 12 de mayo, en la Feria del Libro de Turín, Roberto Saviano relata el trabajo y la vida de Corrado Alvaro, el escritor de San Luca y autor de Gente in Aspromonte, L’uomo è forte, L’età breve, Belmoro. Después de un largo aplauso, Saviano comienza diciendo que es maravilloso estar todos juntos para homenajear a un autor como Corrado Alvaro. Autor que él define placenta, alimento, un autor que Saviano siente muy familiar.

Corrado nació en 1895 en San Luca d’Aspromonte, un pueblo muy aislado de Calabria y conocido por ser la capital de la ‘Ndrangheta, llamado  mamma en las jerarquías mafiosas. 

En la época de Corrado, es un pueblo de pastores solamente, de familias pobres pero llenas de dignidad, un micro mundo en el que se encuentran todos los matices del alma humana porque empujados al máximo por la necesidad de sobrevivir a la fatiga. Los hermanos de Corrado que estudian en Roma encuentran la metrópolis sin alma. En San Luca, por otro lado, todo era cuestión de supervivencia, interpretación, era necesario comprender antes de que todo fuese comprensible. Potencia es la palabra clave para entender las páginas de Corrado. La visión antropológica de este autor elimina los prejuicios: la pereza, por ejemplo. Cuando es necesario andar dos horas para conseguir el agua, sucede que hay tanto esfuerzo que debes detenerte. Los descansos son vitales. La pereza, cliché de los pueblos del sur, nace porque durante el día, las acciones diarias eran realmente agotadoras.

Alvaro contando el alma del sur refleja a todo el País. Se enfrenta al exotismo, la atracción del norte hacia el sur que satisface a la civilización moderna, recordando un mundo antiguo. Él odia el sufrimiento de los pastores de Calabria, pero en ese atraso ve al alma humana, donde el instinto encuentra su lugar y la vida sigue la naturaleza. 

Saviano habla de Alvaro, pero parece hablar de sí mismo y de la voluntad, que les pertenece a los dos, de describir el alma sureña.

Alvaro lucha y es herido en las trincheras, participando en una guerra que es la única salida, una brecha para migrar, para salvarse de la miseria, la fatiga y el aislamiento.

Saviano sufre el mismo dolor que el escritor de Calabria cuando dice que si amas ese cielo, si amas ese golfo, también debes hablar de esas heridas. Alvaro, unas décadas antes de las investigaciones del poder judicial, décadas antes de Gomorra de Saviano, habla de la ‘Ndrangheta como un proceso de modernización, capaz de provocar un gran cambio tecnológico, asumiendo las características y el aspecto de la clase dominante.

El momento en que Saviano reconstruye la figura del padre de Corrado es muy poético: un hombre que decide casarse por amor en la edad de los matrimonios arreglados, un maestro que suspende a sus estudiantes cada año para evitarles la dura vida de trabajo en las montañas y darles una oportunidad a través de la alfabetización. El padre de Corrado se enfoca en la palabra, ya que la ley natural está en la mente de las personas simples y con frecuencia se opone a la ley escrita. Los problemas podrían resolverse con diálogo y discusión. Principios que van más allá del conflicto en una realidad en la que incluso el derecho a votar se convierte en motivo de amenaza y peligro. 

Al leer las páginas de Alvaro, comprendes que a comienzos del siglo XX, si te quedabas en el sur o alguien te protegía o no tenías esperanza de sobrevivir, la emigración era la única solución.

¿El sur de Alvaro es el sur de hoy? El tema de la migración en Italia.

Il sud di Corrado è un sud attualissimo perché ha le stesse dinamiche di quello che noi viviamo. Oggi l’emigrazione africana è stato lo strumento utilizzato dallo Stato e dai partiti per far sentire anche i meridionali cittadini italiani, perché adesso sono quei popoli gli estranei, quelli che scalano e rubano gli spazi, ma prima eravamo noi meridionali il problema e questo Alvaro lo racconta dalle origini, lo racconta in trincea dove i soldati meridionali non riescono neanche a parlare con quelli veneti e piemontesi, non riescono a trovare nessun punto in comune.

Saviano a questo punto della lectio magistralis è ancora instancabile e la sua forza verbale raggiunge l’apice quando cita ancora Corrado dicendo che la disperazione più grande per una società è il dubbio che vivere onestamente sia inutile. La verità, così, entra nella ferita, come il dito di San Tommaso incredulo davanti alla resurrezione di Cristo. Se non proviamo il dolore della ferita e non vediamo che c’è la possibilità di risorgere non cambierà mai nulla. Alvaro, secondo Roberto, ci porta nella ferita ed ecco che colui che Scalfari definì il più grande scrittore del suo tempo, diventa un autore emozionante anche per chi non lo conosce e non lo ha mai letto.

Nel giorno della festa della mamma, prima di salutare pubblico e giornalisti Saviano ricorda l’ultimo naufragio: cinque bambini sono morti in mare insieme alle loro madri. Ricorda che sono annegati di notte quando è tutto più difficile, quando non ci si orienta, non si legge il cielo. Chiede al pubblico di pensare a quale potrebbe essere stata l’ultima parola di questi bambini prima di annegare. La stessa che pronunciamo tutti quando sta per finire, anche nelle famiglie di mafia o in trincea, come ci racconta Alvaro. In Italia abbiamo un governo che chiede a chi soccorre di pagare una tassa per poter continuare a salvare vite e nel giorno della festa della mamma non riesce ad avere rispetto per queste creature che hanno pronunciato, morendo, ascoltati da nessuno, la parola universale, il conforto finale, l’origine della vita: Mamma! Nelle pagine di Corrado Alvaro comprendi che forse un giorno qualcuno, anche solo noi stessi, ci chiederà  come abbiamo potuto permettere tutto questo. La sala ammutolita e commossa scoppia in un fragoroso applauso.

In mare non esistono taxi, Roberto Saviano

La editorial Contrasto publica en mayo el nuevo libro de Roberto Saviano, autor de millones de copias vendidas en el mundo, recientemente galardonado con el Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín 2019 por el guión de la película La paranza dei bambini, basada en su novela homónima. En el mar no hay taxis, es un reflejo del autor sobre el tema de la inmigración. El tema de las rutas de la inmigración, los cruces en el desierto del Sahara y luego en el mar Mediterráneo, los centros de detención en Libia, la permanencia en Italia, las ONGs. Una colección de fotografías de los mejores autores internacionales y los comentarios de Saviano, que analiza en detalle los casos más significativos que se han publicado en la prensa

.